Recordando ha Jörg Heinrich (BvB)

Hoy me toca recordar a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos del Borussia Dortmund, ese jugador es Jörg Heinrich que el 6 de diciembre de 1969 nacía en Rathenow RDA (Actual Alemania).

Jörg sin duda fue uno de los mejores jugadores alemanes en mi opinión de todos los tiempos y del Borussia Dortmund, con el que disputo 144 partidos. Era un jugador que podía actuar tanto de lateral izquierdo como de interior, jugador rápido, físico con una buena calidad técnica. Fue una de las claves por las que el club Borusser fue campeón de Europa, en la final en München fue clave con sus centros desde la banda zurdo ante la Juve hizo un gran partido.

Su carrera deportiva la comenzó en el BSG Motor Rathenow, en donde estuvo 5 años 1977/1982. Después estuvo 2 temporadas en el FC Vorwärts Frankfurt, en verano del 84 volvió en su segunda etapa al BSG Motor Rathenow donde estuvo hasta la campaña 1987/88.

En la 89/90 firmo por el BSG Chemie Velten donde milito sólo esa temporada, en donde jugo 34 partidos marcando 5 goles. En verano de 1990 fichaba por el Kickers Emden, en donde estuvo hasta 1994 cuatro años en los que jugo 86 partidos marcando 20 goles.

En verano de 1994 fichaba por el SC Freiburg hasta 1996 en los que jugo 41 partidos marcando 7 goles.

En verano de 1996 fichaba por el BvB con el que gano la champions en 1997. En las abejas disputo 81 partidos, en los que marco 11 goles.

En junio de 1998 hasta el 2000 firmo por la Fiorentina, en la que disputo 57 partidos marcando 5 goles.

En verano del nuevo siglo volvió al Borussia Dortmund, en su segunda etapa estuvo 3 campañas, 2000/2003. En los que jugo 63 partidos marcando 5 tantos.

En la campaña 2003/2004 jugo en el 1. FC Köln, en donde disputo 20 partidos, en los que no marco ningún gol.

Una campaña después firmaba por el modesto Ludwigsfelder FC, en donde jugo 25 partidos marcando 7 goles.

En la 2005/2006 jugo en el 1. FC Union Berlin, en el que disputo 15 partidos en los que marco 3 goles.

En la 2006/2007 se retiró en el modesto TSV Chemie Premitz, con el que disputo un total de 12 partidos en los que marco 7 goles.

Jörg Heinrich fue internacional en 39 ocasiones con la mannschaft, con la que debuta el 21 de junio de 1995. En el cuadro nacional germano marco 2 goles.

Con el Borussia Dortmund gano 2 Bundesligas 1995/1996 y 2001/2002. También gano una champions League y una Copa Intercontinental en 1996/97.

Foto en la que se ve a los jugadores del Borussia Dortmund en la final de champions de 1997 celebrando su victoria sobre la Juve, en la imagen se ve Jörg Heinrich uniéndose a la celebración del segundo titulo Europeo de las abejas en toda su historia.

 

Anuncios

Recordando al caza goles Ulf Kirsten

Hoy tengo ganas de recordar a Ulf Kirsten el máximo goleador en la historia del Bayer 04 Leverkusen, sin uno de los mejores rematadores de todos los tiempos en la Bundesliga.

Foto vía: werkself.ru

Foto vía: werkself.ru

Kirsten nació el 4 de diciembre de 1965 en Riesa.

Su carrera como jugador la inicio en el BSG Chemie Riesa en donde milito durante 6 campañas 1972/1978, para después marcharse al otro club de su ciudad natal el BSG Stahl Riesa en donde estuvo sólo una campaña 1978/1979. En verano de este último año firmaba por el SG Dynamo Dresden, para pasar formar parte de sus categorías inferiores desde la campaña 1979/80 hasta la de 1982/1983, una campaña después debutaba en el primer equipo en la temporada 1983/84 hasta la de 1989/1990, en donde marco 57 goles en 154 partidos.

En verano de 1990 pasaba a formar parte del conjunto de la aspirina, en el Leverkusen estuvo 13 años en los que disputo 426 partidos en los que marco 220 goles con los que se convirtió en el pichichi en la historia del club y a ser su leyenda, en 2003 colgaba las botas después de 20 años de carrera profesional.

Schwatte, no tenía mucha técnica pero había 2 cosas que sabía hacer muy que, eran los remates de cabeza y también le pegaba con cualquiera de los dos piernas. Kirsten fue uno de los mejores rematadores de esos que había muchos en años pasados y que en la actualidad parece que hay menos.

También fue internacional con la mannschaft en 100 ocasiones, en el Mundial 94 de Estados Unidos disputo 4 partidos.

Ulf Kirsten leyenda viva del Bayer 04 Leverkusen y del Fútbol Alemán, entre los goles que marco en el club de la aspirina y el SG Dynamo marco un total de 277 en 583 partidos. 

Palmares:

Dynamo Dresden: 

DDR-Oberliga (2): 1988/89, 1989/90

FDGB-Pokal (2): 1984/85, 1989/90

Bayer 04 Leverkusen:

DFB-Pokal (1): 1992/93

Maestro Bilardo, Franz aprendiz

Esta es la final que veremos el Domingo en el Mundial de 2014, aquí en Fútbol Antiguo repasaremos los precedentes como son las finales del 86′ y del 90′ en la que estos dos protagonistas se batieron por el título Mundial. Hoy comenzamos cronológicamente por la primera final que ambos disputaron entre ellos, en el Azteca de México en el 86′. Como sabrán hasta esa fecha los alemanes habían llegado a nada más que cinco finales y ganaron dos, esta sería la segunda consecutiva después de la que perdieron ante Italia en el Mundial de España. Argentina llevaba tan solo tres finales disputadas y ganadas una en el Mundial que se jugó como anfitriona.

008 ARGENTINA

Sigue leyendo

Burru, el gambeteador

burru

Muchos recordarán a Jorge Luis Burruchaga por ese gol en la final de México 86 a Alemania Federal que dio el Campeonato Mundial a Argentina. Podemos decir que ese gol fue la guinda del pastel para un jugador que en Argentina demostró su gran calidad. Rápido, gambeteador, asociativo e inteligente. Armador ofensivo y delantero, gol y generador de espacios. ‘Burru’ fue un jugador que en los años 80 hizo disfrutar a Independiente y a Argentina.

La historia empezó en Arsenal de Sarandí. Estuvo a prueba en las inferiores de River Plate pero al final por amistades acabó en Arsenal. Allí estuvo del 1979 a 1981, luego su vida cambió cuando fichó por Independiente de Avellaneda. Su paso por “el rojo” fue tan exitoso que actualmente está en el ránquing de los mejores jugadores de Independiente. 234 partidos y 72 goles. En estos años consiguió el campeonato Metropolitano de 1983, Copa Libertadores de 1983 y la Intercontinental de 1984.  En la Libertadores que ganó “el rojo”, él fue el gran protagonista porque marcó el único gol de esa final ante Gremio. Bochini en la posición de 10, Burruchaga como una bala al espacio, pase entre centrales, y definición de este de picadita al portero. En esa época, Independiente era un señor equipo con el mejor jugador de su historia, Bochini a un nivel estelar. A parte, ese equipo tenía jugadores cómo Goyén, Clausen, Villaverde, Trossero, Carlos Enrique, Giusti, Marangoni, Percudani, Barberón…entre otros. Qué tiempos aquellos cuando el rojo era un equipo temible en Sudamérica. Sigue leyendo

La fiebre dorada de Gullit

1987 fue un año vital para el AC Milan, ya que con la llegada de un tal Silvio Berlusconi a la cabeza principal de la dirigencia, las cosas debían mejorar para un equipo rossonero que deambulaba entre sombras por esos años.

Desde cambios estructurales hasta la llegada de Arrigo Sacchi fueron los cambios iniciales que registraba el club, aunque, no menos importante, en ese mismo verano llegaron al equipo dos holandeses que estaban en boca de toda Europa: Ruud Gullit y Marco van Basten. A pesar de que ambos jugadores tuvieron sus merecidos galardones por el trabajo en el club, hoy toca hablar del nacido en Ámsterdam el 1 de septiembre de 1962.

Image

Antes de su importante paso al club lombardo, Ruud Gullit estuvo dos temporadas en el PSV Eindhoven, equipo donde verdaderamente hizo los méritos para hacerse con el trofeo internacional ese año. En la temporada 1986/87 Gullit anotó 22 goles en 34 partidos de liga con el conjunto de Eindhoven, goles que, unidos a los de Wim Kieft, hicieron posible el campeonato holandés en esa temporada. En ese mismo período de tiempo se adjudicaron la KNVB Beker. Igualmente fue el inicio del PSV que ganaría después la Copa de Europa con Hiddink en el banquillo y ya con Gullit en el cuadro lombardo.

El centrocampista holandés, un futbolista que aunaba llegada, juego y trabajo, un centrocampista total, fue sin duda alguna una de las sensaciones de finales de los 80. Para el verano de 1987 el Milan se haría con los servicios de este jugador por la cuantiosa suma de 8 millones de euros, alucinantes números para la época.

¿Cómo fue electo Balón de Oro? A pesar de los méritos ya mencionados, la votación del Balón de Oro ese año fue muy pareja, dando a Gullit ganador con 106 votos, apenas 15 votos por encima del segundo lugar, quien fuera el portugués Paulo Futre del Atlético Madrid, quien consiguiera 91 votos por la espectacular temporada que tuvo en Europa. El tercer lugar del podio fue para el delantero del Real Madrid, Emilio Butragueño, quien con 61 votos tenía imposible luchar con los dos primeros.

Quien fuese electo como el Mejor Jugador de Holanda en 1986 en gran medida deberá agradecer al entrenador Guus Hiddink por el trofeo individual logrado.

El año en que ganó el título sólo estuvo en el Milan cuando ya había sido electo como Balón de Oro, pero, por fortuna para él y para el club, no fue la última vez que aspiraría a esa distinción, la cual, lamentablemente nunca volvió a ganar.

Image

El tanque de Leicester

Hace 53 años nacía uno de los mejores delanteros de la historia inglesa: Gary Lineker. Nacido en Leicester un 30 de Noviembre de 1960, su increíble talento con los pies le hizo debutar con tan sólo 18 años en el equipo de su ciudad: el Leicester City. Sus 16 años de carrera no dejaron indiferente a nadie, su carrera está repleta de títulos y, por si fuera poco, es uno de los pocos jugadores de la historia que puede presumir de no tener ninguna amarilla en su currículo.

SUS PRIMEROS PASOS

Debutó con el Leicester City en la temporada 1978/79, que en aquella época jugaban en la Championship -segunda división inglesa-. Su primera temporada no fue brillante, pero poco a poco logró meterse en el once titular. En el Leicester jugó 194 partidos y marcó 95 goles. Allí logró hacerse un nombre en el mundo del fútbol, logró ser internacional absoluto con Inglaterra y consiguió que se le respetase como lo que era: un depredador dentro del área. Al finalizar la temporada 1984/58, el niño bueno se despedía de su equipo de toda la vida para crear otra página llamada Everton. Ese mismo año, consiguió ser el máximo goleador de la liga.

La llegada al Everton estuvo marcada por la disputa del Mundial 86 el verano siguiente. Jugó sólo 10 meses en Liverpool, pero los aprovechó al máximo. Logró nada más y nada menos que 40 goles en 57 encuentros. Al retirarse, dijo que el mejor club en el que había jugado era el Everton, tanto por su idiosincrasia, como por su afición.

Estuve tan sólo 10 meses en el Everton, pero aún así fue una época feliz, profesionalmente fue uno de los períodos más exitosos de mi carrera. Todavía tengo una afinidad hacia el Everton.

El Mundial del 86

Él no lo sabia, pero este no sería un Mundial más para Gary, sería su Mundial. Una Inglaterra más o menos de nivel medio llegó a uno de los partidos más importantes en Cuartos de Final. Se cruzaron con la Argentina de Burruchaga, Maradona y Valdano. Ese partido fue en el que Maradona empezó a hacer historia, fue el partido en el que Maradona marcó con la mano, La Mano De Dios como muchos la llaman, y el partido en el que muchos consideran que se marcó el mejor gol de la historia del fútbol. Inglaterra cayó en el Azteca, pero Gary fue el máximo goleador de aquel Mundial. Además, logró ser Balón de Plata.

El salto a España

Un Barcelona debilitado y necesitado de goles pensó en el de Leicester para que mejorar esas cifras goleadoras. Nueva etapa, pero el mismo cometido y también cumplido. En la primera temporada marcó 21 goles y las dos siguientes estuvo entre esas mismas cifras goleadoras. Jugó en la ciudad condal durante tres años, logrando una Recopa y una Copa del Rey.

Vuelta a casa y fichaje por el Nagoya

En el 89 volvió a Inglaterra, el país que le vio nacer como jugador y como delantero. Su llegada fue a Londres, pero esta vez al Tottenham. Jugó tres temporadas dando lo máximo y esto se pudo observar en sus grandes cifras goleadoras. No se notó la edad, porque como el buen vino, mejora con los años. Su última temporada fue la segunda mejor en cifras goleadoras. Marcó 35 goles.

En los últimos años de su carrera deportiva se fue a jugar a la Liga japonesa, donde jugó en el Nagoya. Estuvo dos años allí, pero no logró destacar y poco a poco fue diluyéndose. Al finalizar el año 1994, declaró que se sentía cansado y puso fin a su dilatada trayectoria como futbolista. 16 años como futbolista, 648 partidos, 329 goles y ninguna amonestación. THIS IS THE LEGEND, THIS IS GARY LINEKER.

El derbi de Liverpool, Rush en estado puro

Hoy vamos a repasar uno de los grandes derbis de este fin de semana, uno de los más familiares de Inglaterra y uno de los mejores del mundo. Vamos a viajar en la historia hacia el año 1989, a una final en Webley de la FA Cup, en la que se jugó un gran derbi que terminó como una gran final y emocionante hasta el último suspiro.

XI Liverpool (4-4-2): Grobbelaar; Ablett, Steve Staunton (90′), Hansen, Steve Nicol; Whelan (c), Steve McMahon; Ray Houghton, John Barnes; Beardsley y Aldridge (73′).

XI Everton (4-4-2): Southall; McDonald, Ratcliffe (c), Dave Watson, Van Den Hauwe; Bracewell (59′), Trevor Steven; Nevin, Sheedy (78′); Sharp y Cotte.

Sustitutos Liverpool: Barry Venison (90′) e Ian Rush (73′)

Sustitutos Everton: Ian Wilson (78′) y Stuart McCall (59′)

Goles: Liverpool /Aldridge (4′) e Ian Rush (95′ y 104′)/, Everton /McCall (89′ y 102′)

Un partido que se suponía fácil para el Liverpool de Dalglish pero en el que el Everton plantó guerra e incluso forzó una prorroga que pudo ganar cualquiera.

La primera parte fue un monólogo del Liverpool, en la cual en el minuto 4′ llegaba Aldrige después de un gran triangulación y un gran contraataque para marcar el primero. El Everto no salia de tres cuartas partes de campo, Nevin era el único que junto con Sharp proponía juego, pero el Liverpool se os comía en medio campo y en ataque -sin contar con el la suplencia de Ian Rush-.

La segunda parte fue totalmente repartida, en los primeros minutos el Everton buscó el gol del empate a la desesperada y la salida de McCall le dio muchísima vida. A partir de la salida de Ian Rush, cuando el gales combinada con Barnes creaban mucho peligro y pudieron distanciarse en el marcador, pero en una jugada fortuita en los últimos minutos cuando el Liverpool pedía la hora, el recién entrado McCall hacía el gol del empate, y forzaba la prorroga.

La prorroga fue totalmente para el Liverpool, donde Ian Rush -hombre del partido- jugó como quiso y le hizo un gran vacío a los defensas que poco podía hacer cuando el gales cogía la pelota. Marcó un gran doblete con dos golazos de delantero inteligente, y el Everton solo pudo encontrar el gol gracias a McCall que marcó el segundo.